sábado, 5 de febrero de 2011

7 claves para incorporar con éxito las Tic`s al proceso educativo

Resumido a partir de “7 claves para incorporar tecnología digital al proceso educativo. Experiencias y recomendaciones”, de Fundación País Digital (www.paisdigital.org). Santiago, marzo 2010.

El Área de Educación de Fundación País Digital implementó en el período 2005-2009 diversas iniciativas de incorporación de tecnologías digitales en educación. De la sistematización y reflexión de estas experiencias, ha formulado siete recomendaciones útiles para el desarrollo de políticas públicas y toma de decisiones por parte de las escuelas y otros actores educativos en Chile, y que constituyen una referencia para otros países.

Un notebook para cada profesor
Los docentes requieren hacer un uso cotidiano del computador para mejorar sus competencias TIC y lograr impactar en el proceso de enseñanza- aprendizaje. La disponibilidad tecnológica promueve el uso del equipo computacional, generando apropiación del recurso que permite integrarlo eficiente y eficazmente en el aula.

Formación docente entre pares
Los profesores valoran los procesos de formación cuando estos son externos al establecimiento educacional, pero más aún cuando son realizados por sus propios pares, pues comparten condiciones de base dadas por la realidad de los establecimientos educacionales donde se desempeñan, que permiten generar una mayor apropiación, mejorando la transferencia al aula.

Materiales digitales para usar en el aula
Los materiales digitales acordes a los planes y programas de estudio facilitan la labor del profesor en el aula, optimizan sus tiempos de preparación de material y mejoran el clima en el aula. Estos materiales deben tener elementos de interactividad que permitan que el profesor pueda hacer partícipe a los estudiantes y se amplíe la relación profesor-alumno a profesor-tecnología- alumno.

Habilitación de aulas tecnológicas
Las aulas deben tener condiciones básicas de: carga eléctrica, conectividad a Internet, data show empotrado (en lo posible) y un mueble para el notebook. Estos elementos facilitan la labor docente en el proceso de enseñanza. Cuando se trabaja en modalidad 1:1 (un computador por niño), las condiciones de carga eléctrica y conectividad a Internet tienen requerimientos específicos para la conexión simultánea a la red de todos los equipos y la infraestructura para la carga paralela sin que se sature la conexión eléctrica en el establecimiento.

Internet en el aula
Internet abre mundos a los estudiantes, sobre todo en escuelas de alta vulnerabilidad. Contar con conectividad en el aula permite que profesores puedan visitar sitios -por ejemplo, museos- que son altamente motivadores para los estudiantes.

Modelo 1:1 dentro y fuera del establecimiento educacional
Para generar competencias de trabajo colaborativo, de investigación en internet y de uso tecnológico de los dispositivos por parte de los estudiantes, se requiere que ellos puedan usar los equipos más allá del aula y de la clase específica para la cual se ha diseñado un modelo de trabajo. El uso intensivo genera apropiación y mejora las competencias tecnológicas en pos del aprendizaje de los estudiantes.

Juegos de rol en línea como laboratorios de aprendizaje
Ciertos juegos de rol en línea (como World of Warcraft) permiten fortalecer habilidades sociales de liderazgo, comunicación efectiva y trabajo en equipo. Su uso resulta motivador para estudiantes, profesores y apoderados, pues se transforma en un espacio de comunicación intergeneracional.







viernes, 4 de febrero de 2011

Nuevas alfabetizaciones en la Sociedad de la Información

Frente a los discursos que anuncian el final de la lectura y la muerte del lector, hay razones para pensar que la lectura va a ser también en la sociedad de la información uno de los instrumentos fundamentales para comunicarnos, pensar, aprender y atribuir sentido a las experiencias propias y ajenas. Sin embargo, hay también pocas dudas de que en este nuevo escenario, y de la mano sobre todo de las tecnologías digitales de la información y la comunicación y los textos electrónicos, se están produciendo cambios importantes en la definición del texto, del autor, del lector, de los modos de leer y de las prácticas de lectura. El concepto mismo de alfabetismo, de lo que significa estar alfabetizado en la cultura escrita, está en proceso de cambio y transformación. Por una parte, el concepto de alfabetismo se expande y, al lado de la alfabetización relativa a la cultura letrada, empiezan a tomar cuerpo otros alfabetismos relacionados con la cultura tecnológica y demás elementos característicos de la sociedad de la información. Por otra parte, junto con esta expansión o ensanchamiento del concepto, se produce una transformación de lo que significa y exige el hecho de estar alfabetizado en la cultura letrada. Internet y los textos electrónicos modifican los elementos básicos que intervienen en los procesos de lectura comprensiva. Ahora bien, la emergencia de nuevos alfabetismos, así como los conocimientos y habilidades que plantea la exigencia del alfabetismo en los textos electrónicos, comporta inexorablemente el riesgo de sus correspondientes analfabetismos. Este riesgo es tanto mayor cuanto que la realidad sobre la que se proyectan estas necesidades de alfabetización sigue estando marcada por graves carencias en el dominio y las prácticas de la lectura entre amplios sectores de la población.









Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Busca en mis Blogs

Google+