sábado, 26 de noviembre de 2011

La Evaluación docente

Toda actividad merece ser evaluada, pero ¿Cómo? ¿Para qué? La derecha política asume los valores del neoliberalismo, y mantiene fuerte presencia conservadora en muchos lugares de América Latina tiene sus respuestas a esas preguntas.

En San Luis esta fuerza mantiene el control del ejecutivo provincial desde la década de los 80, con la misma familia gobernante, y seguramente esperan los momentos apropiados para hacer realidad viejos proyectos. El siguiente artículo fue escrito en el contexto chileno, en un futuro no muy lejano, sería “primera plana” en nuestra provincia.

 



Evaluación Docente: Un pretexto para privatizar

Majaderamente y casi como una consigna, diversos sectores ligados al gobierno, la derecha y el sector privado (los mismos), vienen instalando por repetición maquiavélica que los profesores no quieren evaluarse. Nada más lejos de la realidad, primero, porque la evaluación docente es obligatoria para los profesores municipalizados y segundo, porque los profesores en su gran mayoría entienden que una evaluación objetiva y transparente es una ayuda al crecimiento profesional, situación esta última, que no se da en el actual sistema de evaluación docente.

La evaluación docente que actualmente se aplica consiste, en síntesis, en llenar un portafolio en que se mide el grado de conocimiento de los profesores en el manejo teórico y práctico de la conceptualización, teorías, metodología y prácticas pedagógicas, la planificación de una unidad de ocho horas pedagógicas en el subsector de la especialidad del docente de las cuales se filma una clase de 40 minutos, y en forma externa, un informe de los directivos docentes del establecimiento en que trabaja, con un valor del 10% de la calificación final. Si bien existe una instancia de apelación al resultado final, esta rara vez favorece al docente.

Todo profesional, y en cada actividad que uno cumpla, debe hacerse una evaluación con el fin de detectar si se está haciendo bien, mal o más o menos. Luego de obtenido el resultado de la evaluación, viene la etapa del análisis del resultado con el propósito de poner remedio a lo que se está haciendo mal o bien reforzar aún más lo que se está haciendo bien. Toda evaluación debe tener un refuerzo positivo, que en el caso de los profesores municipales debe ser responsabilidad del Estado o el municipio en el cual trabaja. La evaluación debe servir para mejorar y no para echar del sistema a los profesores mal evaluados, como lo pregonan algunos personajes de paradigmas neoliberales.

Considerar que los problemas de educación se arreglan sólo evaluando a los profesores y sacando del sistema a los que no lo hagan bien, es aplicar la teoría del sofá en el chiste de Don Otto. Los problemas de la educación son más serios que el simple diagnóstico de pensar en la pura responsabilidad de los profesores. Tienen que ver con el financiamiento, la responsabilidad de alumnos y apoderados, el apoyo de las autoridades, la formación del profesorado por parte de las universidades, el sueldo de los docentes, su perfeccionamiento y una evaluación docente formativa y no punitiva. Además, la evaluación docente debe estar encadenada a una carrera profesional docente y a condiciones laborales de país desarrollado, en que los profesores tienen buenas remuneraciones, perfeccionamiento constante y gratuito, horas para preparar clases y la investigación, y cursos con no más de veinte alumnos. De no ocurrir esto es exigir a los profesores chilenos resultados académicos de país desarrollado con condiciones de país subdesarrollado.

Deje el gobierno, la mayoría de los parlamentarios de derecha y sus medios de comunicación afines de mentir y enlodar al profesorado municipal, si de verdad les interesa la educación y no las ganancias que obtendrían si esta se privatiza, empoderen a los profesores y denles las condiciones profesionales y económicas que les permitan recuperar el respeto y reconocimiento social que antes tenía. Después tienen derecho a exigir calidad y evaluaciones.

Escrito por José Álvarez
José Álvarez Lara
Fuente
El Tipógrafo

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Busca en mis Blogs

Google+