lunes, 12 de abril de 2010

Avalancha de laptops en nuestro país

Nuevamente coloco un "post" referido a la entrega de computadoras, en la Provincia (San Luis) se publicitó con mucho "bombo" su entrega, que quedó reducida a casos puntuales, al punto tal que no conozco ningún alumno que haya recibido una laptop. Ahora la noticia viene de la administración nacional, y todo esto genera ante todo nuevas preguntas y dudas, que están bien reflejadas en el artículo que sigue:

Avalancha de laptops en nuestro país

Este título es una idea tomada de un artículo que leí hace poco del que, si bien no me convenció el contenido y los argumentos, rescato la pertinencia de la expresión "avalancha".


Este año tanto la Nación como el gobierno de la Ciudad de Bs. As lanzaron sus planes 1 a 1. Pareciera que se trata de una carrera por anunciar -principalmente- y ejecutar programas políticamente correctos (y "redituables"). La improvisación, la falta de un proyecto pedagógico y de capacitación, pero principalmente el olvido de un debate serio, quedan opacados por un consenso que viene del admirado Plan Ceibal que intentaremos imitar sin haber aprendido nada de lo hecho -mal y bien- por nuestros vecinos uruguayos.


Hay quienes dirán "por lo menos lo hacen", y en cierta medida es verdad, pero debemos entender que la educación es un tema muy serio para conformarse con tan poco.


Repasemos algo sobre los modelos 1 a 1:

Impulsado por Negroponte bajo el lema "One Laptop Per Child" se trata de un modelo socio-educativo que pretende lograr equidad y mejorar la calidad educativa, disminuyendo la brecha digital y transformando el proceso de aprendizaje a través de la entrega de una portátil a cada alumno de cada escuela, en el mejor de los casos de todo un país (saturación).


Negroponte así, interpeló a los gobiernos de los países en vías de desarrollo y los instó a invertir grandes sumas en la compra de portátiles de bajo costo (de 100 a 200 dólares) y especialmente diseñadas para niños.


Si bien sus estimaciones de entregar 500 millones de XO han quedado muy lejos de la realidad, hoy son más de 1 millón de XO funcionando en 37 países, siendo uno de los casos más relevantes -por haber alcanzado el nivel de saturación- Uruguay con su Plan Ceibal.


OLPC no es único proveedor (el caso de competencia más palpable es el de Classmate de Intel) pero es hoy referente ideológico del modelo.


Sus principios:

A. Battro, referente de OLPC en la región, afirma que el modelo se basa en 4 principios fundamentales, que el en realidad denomina "variables de éxito".


1) precocidad: que la computadora llegue a los niños a edad temprana.


2) propiedad: que cada niño sea propietario de esa herramienta didáctica.


3) saturación: que cada uno de los alumnos del sistema tenga una computadora.


4) conectividad: que haya condiciones de conectividad a Internet donde sea que se implemente.


Los pre-supuestos detrás de los modelos 1 a 1:

Más allá de las críticas políticas que podamos hacer respecto de la forma e intereses subyacentes en las propuestas recientemente anunciadas, lo realmente importante es el problema pedagógico:


Sucede que los principios que sustentan a los modelos 1 a 1 se apoyan en una serie de supuestos aparentemente obvios, altamente consensuados, que deben -por lo menos- ser descubiertos.


Al dar cuenta de ello no pretendo refutar los modelos 1 a 1, sino complejizar el debate y generar una discusión que ha quedado olvidada, opacada por el impacto de los anuncios políticos y los discursos pedagógicos que muchas veces pecan de "determinismo tecnológico"


Entre múltiples cuestiones -de las que no pretendo dar cuenta en su totalidad aquí- estamos dando por supuesto:


-que el Estado debe invertir en entregar equipos a todos los ciudadanos (de una masa crítica determinada) como prioridad frente a otras necesidades educativas y sociales.


-que el Estado debe decidir por sobre los ciudadanos que las laptops son una necesidad fundamental.


-que los niños pequeños, por su condición de "nativos digitales", deben acceder a una computadora incluso antes de desarrollar otras capacidades básicas.


-que es necesario que cada niño tenga una computadora propia conectada a Internet para poder acceder a la sociedad de la información.


-que la entrega de portátiles (incluso con programas de capacitación adecuados) genera una transformación capaz de elevar la calidad educativa y la equidad social.


Se trata de pensarlo...

Hace un tiempo leí en el Libro del Ceibal un informe realizado por la Universidad de la República que mantenía como hipótesis que el Plan cumplía el rol de "el nuevo mito educativo o el mesías" frente a la pérdida de eficacia literaria de la consigna de educación popular vareliana (en nuestro caso sarmientina) de fines del siglo XIX.


De alguna manera esperamos que estos planes sean la "salvación" frente a un modelo caduco, y en el peor de los casos son nuestros gobernantes quienes intentan mostrarlo así con fines políticos y no pedagógicos.


Más allá de dicha denuncia, debemos admitir que encontramos numerosos e importantes aspectos positivos en un modelo 1 a 1, pero de ello ya hemos hablado muchísimo. Antes de postularlo como un proyecto brillante sólo criticable por los detractores de la tecnología en el aula, podríamos preguntarnos:


¿Deberían las portátiles conectadas a Internet las nuevas protagonistas del currículum y de la vida escolar y extra-escolar?; ¿es éste el camino frente a los problemas del sistema educativo?; ¿son la mejor alternativa para disminuir la desigualdad y mejorar la educación? ¿Los modelos 1 a 1 son realmente la condición imprescindible para el nuevo paradigma educativo?...


Quizás luego de revisar todos estos aspectos concluyamos que un modelo 1 a 1 es la mejor opción para la nueva educación -o quizás decidamos que no lo es- pero lo haremos conscientes de los supuestos que implica.


 


 


Fuente

http://www.educdoscero.com/


 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Busca en mis Blogs

Google+